PORTO Vivienda
Un entorno rural

Esta vivienda unifamiliar fue proyectada con unos objetivos claros, propiciar alta calidad espacial y confort ambiental, todo ello adaptado a las premisas funcionales y económicas de la familia, pues se trata de una segunda residencia donde reencontrarse con el entorno rural de su procedencia. Con una superficie útil de 180m2 implantada en una propiedad de 600m2, su ejecución se puede abordar desde los 150.000 euros. +info
La vivienda se crea a partir de dos volúmenes enlazados en forma de ángulo recto, que protegen las áreas de uso la vivienda de la climatología del emplazamiento y las ofrecen a la luz. Estos volúmenes están claramente definidos por sus sistemas constructivos y los usos internos, pero ambos presentan sus alzados más compactos hacia la orientación norte y las superficies acristaladas hacia el sur, permitiendo así en invierno absorber el calor y protegerse de la orientación norte. En ambos casos las fachadas presentan sistemas constructivos con altos rendimientos térmicos.



La distribución interna se crea a partir del eje que forma el volumen de día, que ofrece mayor contacto del usuario con el entorno. De estilo minimalista, con una envolvente de líneas puras y fachada ventilada de madera, que con su doble altura, alberga las áreas de dia y los patios. Sobre el comedor se crea una entreplanta para usos polivalentes y que dará acceso a la terraza sobre la cubierta del volumen de noche.

La entreplanta puede ser prolongada, según las necesidades futuras de los usuarios mediante obra seca. La envolvente se proyecta más allá del espacio interno para crear un patio cubierto que da apoyo al jardín. El volumen de noche, de textura pétrea y fachada más hermética, crea un bloque pesado sustentador del conjunto, un guiño formal al legado de la arquitectura popular. Este volumen presenta a través de un pasillo lateral, el baño principal y los dormitorios, que se relacionan en el exterior mediante una plataforma a modo de patín.

Se tiene en cuenta el espacio exterior, creando tres áreas: el área de acceso, con pavimentación adecuada para el uso de vehículos; el área de logística de orientación norte con árboles de gran porte, que permitirá la comunicación adaptada y acceso a los espacios de almacenaje e instalaciones; finalmente el área de ocio de orientación sur, de mayor ornamentación con elementos para el disfrute y senderos peatonales. En el diseño de esta vivienda no solo destaca el sencillo estilo arquitectónico que ofrece una extraordinaria sensación espacial tanto en su interior como en los espacios exteriores que comparte, sino que además presenta gran eficiencia energética, lo que garantizará un gran ahorro en toda su vida útil.



Esta es una vivienda correctamente planificada, que ahorra dinero a sus propietarios gracias a sus estudiadas dimensiones y eficiente organización funcional, pues ofrece, con la mínima superficie, una máxima sensación espacial y calidad de vida. En definitiva, cuanto mejor sea la proyección, mejor será el aprovechamiento del espacio y menor el gasto en el objetivo residencial.

Comparte este proyecto